Beneficios de los superalimentos

Beneficios de los superalimentos

Definición de los superalimentos

Los superalimentos son definidos como alimentos dotados de capacidades nutricionales superiores, poseen contenidos elevados en vitaminas, minerales, antioxidantes, ácidos grasos esenciales, fibras, etc.
Puede tratarse de frutas, verduras, semillas o hierbas. Particularmente están considerados como superalimentos: el kale (col rizada), las bayas de goji, el arándano y la granada.

¿Cuáles son los beneficios de los superalimentos?

Algunos ejemplos de superalimentos y sus principales propiedades.

Kale
El kale o col rizada es rico en fibras y en vitaminas A y C. También contiene minerales y oligoelementos como el manganeso, el magnesio, el cobre, el calcio y el hierro. Además de proteger el sistema inmunitario, el kale evita la degeneración macular (pérdida de la visión) gracias luteína y a la ceaxantina.

Bayas de goji
Las bayas de goji son ricas en antioxidantes y en vitamina C. Contienen 21 oligoelementos como el cinc, hierro, cobre y fósforo. Particularmente son famosas por reforzar el sistema inmunitario y su consumo es aconsejado en caso de cansancio.

Arándanos
Los arándanos forman parte de frutas con un fuerte contenido en antioxidantes. También protegen el sistema inmunitario preservando el organismo de los radicales libres. Los arándanos permiten ralentizar el envejecimiento frenando la Decadencia de las funciones cerebrales.

Granada
La granada tiene efectos positivos sobre el corazón y el cerebro, facilitando la circulación de la sangre. Así como los arándanos y las bayas de goji, la granada tiene virtudes antioxidantes y permite luchar contra el envejecimiento celular.

Canela
Esta antigua especia tiene uno de los niveles más altos de antioxidantes que cualquier otra.
La canela es muy efectiva para ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, por lo que es muy eficaz para las personas con diabetes (tipo 1 y tipo 2). En un estudio de personas con diabetes tipo 2, sólo dos cucharaditas al día redujeron el azúcar en la sangre hasta un 20-30{f902d56b6cbbeaa6621fc1eeaeb8aa54ea0dd4a09a391b56e19b60ae2c841b30}, y también redujeron los niveles de colesterol LDL y triglicéridos.

Comino
El comino es otra especia especialmente rica en antioxidantes, pero se caracteriza por ser especialmente bueno para la digestión. Estimula la vesícula biliar y el páncreas para secretar enzimas y bilis, que descomponen los alimentos en nutrientes aprovechables que tu cuerpo puede utilizar. El comino también ayuda a desintoxicar el cuerpo, y es altamente eficaz para los trastornos respiratorios como el asma y la bronquitis.

Jengibre
¡El jengibre es muy potente para tu salud! El jengibre contiene más de 25 antioxidantes diferentes, lo que lo hace muy eficaz en la lucha contra los radicales libres en muchos sistemas corporales diferentes. Según estudios, el jengibre también tiene un efecto positivo en la digestión del individuo. Una dósis saludable de gengibre puede ayudar a prevenir enfermedades digestivas que ocurren comúnmente en las personas.

Cúrcuma
El pigmento amarillo-naranja de la cúrcuma, la curcumina, es el principal ingrediente activo de esta súper especia. Los beneficios anti-inflamatorios de la curcumina son realmente comparables a los anti-inflamatorios de venta libre. Pero, a diferencia de los fármacos, la curcumina no es tóxica en absoluto.
Lo que es más importante, la cúrcuma es uno de las especias más potentes contra el cáncer y ayuda a protegerte. La cúrcuma y sus derivados están siendo estudiados en los tratamientos alternativos para el cáncer.

Cardamomo
Un poderoso estimulante del sistema nervioso debido a su alto contenido en aceites aromáticos.
El cineol, sustancia abundante en el cardamomo, también se utiliza para prevenir el desmayo o como estimulante.
Las plantas ricas en cineol también son un remedio eficaz para combatir la artritis.
Además de estos usos medicinales específicas, el cardamomo contiene una gran cantidad de antioxidantes, que protegen al organismo contra el envejecimiento y el estrés, y combaten las enfermedades comunes y las luchas corporales.

¿Cómo consumir los superalimentos?

Los superalimentos, a pesar de sus beneficios, no pueden cubrirles por si solos las necesidades nutricionales de una persona. Es recomendado consumirlos en el marco de una alimentación variada y equilibrada y practicar una actividad física regular. Comer solo superalimentos, sin consumir la cantidad recomendada de frutas y verduras, no alcanza para mantener una buena salud.

X