La leche de almendras contiene varias propiedades que favorecen el crecimiento y la adolescencia de un niño. Esta leche es totalmente, natural, vegetal y equilibrada, sin conservantes y sin glúten, lactosa o colesterol, tiene propiedades afines con la leche de soja y debido a esto su contenido en calcio es indispensable durante las primeras etapas de la vida.

Es importante mencionar que no solo la leche de almendras favorece el desarrollo de las personas si no que los beneficios que posee son buenos para las personas celíacos, intolerantes a la lactosa o incluso aquellas personas que no consumen productos de origen animal.

El nivel de colesterol también puede ser regulado o controlado por la ingesta de leche de almendras, ya que mantendrá los niveles indicados adecuados.

Nuestros batidos vegetales no contiene azúcar añadida, desarrollamos variedade, algunas endulzadas con stevia y otras con dátiles y stevia.

Las leches vegetales bon son naturales, frescas y artesanales, lo que implica una mayor vitalidad y absorción de los nutrientes.
Generamos poca huella de carbón, elaborando nuestros productos localmente en Chile.

Las propiedades de la leche de almendras son numerosas y variadas, a continuación nombraremos las más destacadas con las que intentaremos informaros para un posterior beneficio.

  • Es importante el consumo de leche de almendras para las personas con niveles de colesterol alto o triglicéridos.
  • Para los intolerantes a la lactosa, es recomendable su consumo pues ayuda a realizar una digestión lo menos pesada posible.
  • Su alto contenido en potasio es aconsejable para las diarreas o vómitos donde se reducen los niveles de potasio, la leche ayuda a recuperarla.
  • En numerosos casos, las personas que padecen de gastritis o problemas gastrointestinales cambian su dieta incluyendo la leche de almendras por que les aporta una mejoría reconocible.
  • Contiene un nivel de fibra solube e insoluble por lo que protege la pared del intestino sobre todo a favor del colon, ayuda a regular la absorción de los azúcares y el colesterol.

Un dato considerado importante es que la leche de almendras reduce los niveles de colesterol el doble que el consumo de aceite de oliva.

X